Publicidad 468x60px

miércoles, 6 de marzo de 2013

Pesticidas presentes en frutas y verduras

Hola a todos, hoy quería comentales un poco acerca de la presencia de pesticidas o plaguicidas en fruta y verduras. Como algunas cuestiones tratadas no las manejo muy bien, estuve recopilando información que consideré confiable:

¿Qué es un plaguicida?

Los plaguicidas son sustancias química o mezclas de sustancias químicas que tienen como fin combatir a las plagas que afectan los cultivos. Pueden ser de origen natural (como la nicotina) o sintéticos. A su vez, pueden ser orgánicos como los oganoclorados, organofosforados, carbamatos, etc. o inorgánicos (contienen metales como cobre o hierro). Los orgánicos son los más selectivos y más eficientes, por lo que se los elije sobre los inorgánicos en general.

¿Por qué se utilizan plaguicidas?

La utilización de plaguicidas permite obtener una cosecha mucho mayor, en una superficie más grande y con menos mantenimiento. Por lo tanto, si la fruta o verdura que uno consume es de algún productor que cosecha en masa, es casi seguro que contendrá restos de plaguicidas.

¿Cómo llegan los plaguicidas a las frutas o verduras?

Hay varias maneras. La más fácil de entender es que los plaguicidas se encuentren sobre las frutas o verduras porque fueron rociados sobre éstas. También puede ocurrir que se hayan utilizados plaguicidas que son absorbidos por las plantas y se depositan en todos sus tejidos (hojas, tallos, etc.). Finalmente, el plaguicida o una sustancia de resistencia a ciertos químicos puede estar presente en los tejidos de la planta porque la estructura genética de la misma fue modificada (sea transgénica).

¿Cuáles son las frutas y verduras más y menos afectadas?

No todos los cultivos son iguales, algunos son más resistentes a las plagas que otros, por lo tanto, este aspecto determinará que alimentos fueron tratados con más o menos plaguicidas.

Dentro de los más afectados se encuentran: Durazno, frutilla (fresa), manzana, cerezas, uvas, acelga, espinaca, repollo, brócoli, pimiento, choclo, papa, lechuga, tomate, etc.



Siendo los más seguros para comer: Cebolla, palta, arvejas (guisantes), espárrago, berenjena, kiwi, ananá (piña), mango, melón, sandía, pomelo, etc.


Fuente.

¿Qué podemos hacer para evitar "comer" estos pesticidas?

  • Lavar la fruta o verdura bajo un chorro de agua potable y luego secarla con un repasador limpio (en el caso de que se quiera secar).
  • Evitar comer las cáscaras de las frutas y verduras que las tengan, ya que puede que la concentración de plaguicidas sea mayor en dicha parte.
  • Consumir fruta de origen orgánico (de la propia huerta o con procedencia conocida).
Espero que les sea de utilidad esta información y los incentive para tener una huerta en casa.
Voy a ver si puedo hacer algunos análisis cuantitativos en el laboratorio para ver mejor cuál es la situación de los que comemos diariamente.
Saludos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada